Las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada

miércoles, 20 de marzo de 2013

Silly Love Songs




Navegando redescubrí esta canción de Paul Mc Cartney que he buscado muchas veces y jamás conseguía dar con ella porque la buscaba con otro título.
Solía escuchar esta canción cuando tenía 13 o 14 años mas o menos, en casa de mi amiga Montse, antes de acudir a los ensayos  y se me vienen tantos recuerdos a la cabeza.
Eran tiempos de estudiar, de senderismo, de folclore, tiempos de soñar y esperar que algo mágico nos ocurriera.
La música  de Mc Cartneynos parecía maravillosa.
Montse era fan de  Bruce Lee y de Mc Artney y creo que lo descubrí a través de ella.
Su habitación estaba empapelada totalmente con posters de Bruce Lee, techo y paredes y nos quedábamos allí tumbadas mirando el techo y escuchando música.  Supongo que el hecho de tener ella hermanos mayores la hacía conocedora de buena música a la que yo no habría accedido.  Y así descubrí varios grupos y cantantes interesantes.
Nos gustaba charlar sobre lo que estudiaríamos al terminar el instituto y de como queríamos vivir, de los chicos que nos gustaban, de todas esas cosas de las que hablamos cuando somos adolescentes y  magnificamos.
Montse tenía grandes sueños que volaban a lugares mas lejanos que los mios.
Montse soñaba con vivir en Londres cuando fuera mayor,  era una especie de meta que se había trazado. Supongo que algo tenía que ver en eso su devoción por los músicos ingleses.
Al cabo de pocos años de nuestras especulaciones sobre el futuro, Montse fue a la boda de un primo suyo de Rota, donde la base militar americana y allí conoció a un marine con el que se casaría en poco tiempo y con quien  marchó a USA siendo muy joven.  Y así fue como Montse voló lejos de nosotros.
Finalmente hizo el idioma inglés suyo, aunque nunca fue a vivir a Londres. Con los años intentó volver a España, pero ya no fue posible pues tenía demasiados lazos importantes allí, aunque el sueño americano se le rompió.
Sea como fuere y sabiendo que está perfectamente bien, mi amiga ha tenido vivencias que seguro jamás pudimos imaginar en esas tardes que pasábamos flipando en colorines.  Ha sobrevivido a un terremoto en San Francisco y ha superado el sentirse sola en tierra extraña, lejos de su familia, lejos de Catalunya , solo  en compañía de su hijo que es el eje de su vida,  quien le retuvo allí, por todas esas normas de custodia.
Al encontrar la canción Silly love, no he podido mas que teletransportarme a un pasado  en el que ni sospechábamos cuantas vivencias nos reservaba la vida. Un pasado en el que no teníamos problemas, ni responsabilidades y que aunque nos divertíamos  jamás teníamos suficiente porque el tiempo entonces era muy largo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada