Las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada

miércoles, 26 de junio de 2013

Dejarse llevar




Encuentros inesperados, en medio de la música y la fiesta.  Risas, copas y buenos amigos.
Y en el cruce de miradas la corriente de aire que producen las páginas de un libro que vuelve a abrirse.
El recuerdo del prólogo, de la nota del autor y de sus primeros capítulos, me vienen a la cabeza.
Puedo adivinar que leemos en ese instante el mismo texto.
Algo imprevisto hizo que abandonáramos su lectura en su momento y el libro quedó acumulando polvo en un estante. El desenlace quedó pendiente y parece que la intriga sigue viva.
Mentalmente termino de leer una novela antigua y densa. La leo rápidamente pues deseo que se termine ya.  Llegar al final, para renacer, sin mas sinopsis.
La música me saca de la abstracción y alguien me toma la mano para bailar,
Reconozco sus huellas en mis dedos  y su calidez  en mi cintura en el abrazo.
Mientras bailamos,  pienso en tantas cosas presentes y pasadas, pero decido vivir ese momento, dejarme llevar. No estoy descalza, ni bailo sobre los pies de nadie.  Vuelvo a tocar con los pies al suelo y noto como sonrío. Sobran las palabras hay lecturas sin sonidos, sin letras.
Creo que ya llega el momento de apearme de la montaña rusa  y pisar tierra firme,  dejarme llevar por la ternura, perder los miedos y sentirme segura.
Es la noche del día mas largo del año y en ella, resplandece la mas enorme luna.  Pasan las horas en un suspiro. Soy capaz de vernos hablar como una espectadora, empiezo a recordar como éramos.  Mientras el libro, se abre donde abandonamos su lectura.

"Heme aquí perdido entre mares desiertos
Solo como la pluma que se cae de un pájaro en la noche
Heme aquí en una torre de frío
Abrigado del recuerdo de tus labios marítimos 
Del recuerdo de tus complacencias y de tu cabellera"

Siento el aroma de la brisa del alba, hacía tanto que no contemplaba un amanecer.
Hay tanto que contar,  que decido enterrarlo en  mi memoria.
Siento el calor de los primeros rayos de sol de la mañana  y me dejo llevar...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada