Las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada

jueves, 22 de agosto de 2013

¿El amor es renuncia, el amor te esclaviza cuando es verdadero?



Un amigo mío  prometió hace un par de días enviarme las primeras letras que escribiera seguramente para un nuevo libro, o simplemente porque le nacían del corazón y necesitaba darles oxígeno y sacarlas a respirar.
 Ha cumplido y  por fin llegaron, frescas, limpias y valientes, tal como es su autor, pero no contéis con leerlas,  pues no quebrantaré la promesa que le hice de no revelar ni uno solo de sus versos.
Cuando un escritor comparte lo que escribe deja de ser dueño de su obra, la regala al lector y hoy soy depositaria de esos pensamientos y las voy a cuidar con celo, como el tesoro que son los pensamientos de un amigo.
Hoy me regalaron un trocito de corazón y ha sido maravilloso descubrir,  que hay personas que siguen sintiendo la magia del cariño y de la búsqueda  de lo bello y son capaces de plasmar todo ello en frases construidas con hermosura y pasión.
Entre  sus palabras, en nuestra conversación,  mi amigo desgranó algún que otro verso de Machado mezclado con sus pensamientos de poeta, con los que no puedo estar de acuerdo.
Decía pensamientos como estos, mas o menos así:

"El amor es renuncia, el amor te esclaviza cuando es verdadero.  
Cuando no lo es, ni existe ternura ni cercanía vital.  
Hay quien no distingue el amor del sexo y no se puede ser mas necio que aquel  que confunde el valor con el precio."

Pienso que  el amor nos libera, nos hace ser mejores, nos hace dar más de si, nos permite ver la vida de otra manera, nos permite amar a otros pesar de sus defectos, nos permite hasta conocernos a nosotros mismos. Solo esclaviza cuando es otra cosa, (lo dijo "Chachalaco"). Por eso debemos estar conscientes de que el amor en algún momento o por "n" causas se puede terminar o alejar.
El amor debiera ser siempre libre, sin ataduras, sin compromisos, sin intereses y todo lo que no sea así, no es amor, es "confundir valor con precio".
La mentira y la manipulación jamás formaron parte del amor.
Solo el amor tiene el poder de hacer sombra a la razón y no siempre lo que definimos como razón se ajusta a lo que de verdad nos hace felices, pero la realidad y el desencanto terminan por imponerse.  
Alguien dijo también que "el amor de tu vida llega después del error de tu vida"
Yo por lo pronto voy a seguir bailando bachata y mirar el amor muy de lejos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada