Las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada

miércoles, 7 de mayo de 2014

De libros y polvo




Cada vez entendía menos al mundo.  Era como verse inmersa en el cuento del perro del hortelano.
Historias que hace un año debieron resolverse. Soluciones que no estaban en su mano. Alguien que se resiste a cortar los lazos, cuando pudo resolver todo y no quiso, hace ya un año y que cada cuanto surge, con amarguras quien sabe con que intención.
Ella se alejó de ls nieve hace mucho tiempo ya. Ha pasado página pero el libro del pasado insiste en volver a abrirse y cuando no puede hacerlo solo, envía a un suscriptor del Circulo de lectores.
El libro duerme lleno de polvo en una estantería de su casa, quizás lo que falla es que todavía siga ahí.
El bosque está muy lejos ya y lo que ella veía maravilloso  solo estaba dentro de su propio corazón y al final se tornó en  pesadilla. Y es que la hermosura solo la tenía en su interior, fuera solo había frío y mentiras. Mucha tristeza por ver tirar por la borda tantas cosas que eran bellas, que nunca existieron.
En la mesa de cristal, junto al sofá, hay un libro nuevo, que le regalaron este último Sant Jordi junto con la rosa, no es tan grueso como el que ella  preparó el Sant Jordi de hace un año, pero si mas manejable, con letra mas grande, mucho mas fácil de leer, mucho mas inteligible y llevadero.
Lejos queda "los hijos de Casio" y sus hazañas bélicas y la rídicula dedicatoria en su primera página, dedicatoria nunca leida.
El libro nuevo habla de amor, de amaneceres, de la calidos sentimientos, de puertas abiertas, realidades palpables y sobretodo de la transparencia.
Ella ya no proyecta absolutamente nada, ella sabe que su propio tiempo es corto y limitado,  solo vive el instante, sin ataduras, sin complicaciones y es un momento que le gusta, que le hizo salir de una trampa de demasiados años, de la indignidad gratuita a la que fue sometida. 
Hoy le han despertado a las 8, el libro empolvado y oscuro insiste en abrirse de nuevo. 
Cerrarlo definitivamente y desterrarlo de su entorno fue su decisión  hace un año y así debe seguir. Que otro Sol ilumine sus letras, que otro sol tome el testigo...ella ya tubo suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada