Las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada

jueves, 30 de enero de 2014

UN MUNDO FELIZ



 Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, una cárcel sin muros en el cual los prisioneros soñarían en evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos "tendrían el amor de su servitud"

  Aldouy Huxley:  Un mundo feliz (1932)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada